Modelo de Clínica Familia

Clínica Familia, es una Clínica especializada en cuidados paliativos cuyo modelo de atención se conoce como “Hospice”, actualmente el único Hospice en Chile
El cuidado de Hospice es un servicio que mejora la calidad de vida de las personas con enfermedades terminales, al ayudar con el sufrimiento físico, emocional y espiritual. Permite a los pacientes y a sus familias lograr importantes metas y prioridades de vida y permanecer en la comodidad de su hogar, o en la Clinica. El cuidado de hospice ayuda a que las familias sean familias en un período de cambio significativo. El cuidado y servicio de hospice afirma la vida y no acelera ni pospone la muerte natural. El cuidado es individualizado para satisfacer las necesidades y deseos de cada paciente y familiar. En Clínica Familia, procuramos ayudar y entrenar a los miembros de la familia y/o cuidadores en satisfacer las necesidades de los pacientes con confianza y seguridad para lograr los objetivos del paciente, tales como el mejorar la comodidad, la comunicación, la movilidad, la seguridad y la facilidad de prestación de cuidados. Generando apoyo que alivia el estrés, la ansiedad y el miedo.

modelo-clinica

Cuidado total e integral

Los cuidados paliativos abarcan el cuidado total y activo de los pacientes, cuya enfermedad no responde a tratamientos curativos. Para los Cuidados Paliativos, es fundamental el control del dolor y de los síntomas, pero también de otros aspectos psicológicos, sociales y espirituales.
Los Cuidados Paliativos son interdisciplinares, e incluyen al paciente, la familia y su entorno. En cierto sentido hacer cuidados paliativos es ofrecer lo más integral del concepto de CUIDAR cubriendo las necesidades del paciente, independientemente de dónde éste siendo cuidado, en su casa o en la Clínica

Los cuidados paliativos afirman la vida y consideran la muerte como un proceso normal; ni la aceleran, ni la retrasan. Su objetivo es preservar la mejor calidad de vida posible, hasta el final.
En Clínica Familia procuramos promover un modelo de cuidados muy individualizado que se adapte a las necesidades del paciente y su familia.
La evolución de la enfermedad, y deseos del enfermo y las posibilidades de la familia, son estimados en toda su dimensión, para cuidarle también en función de cuáles son sus preferencias. El paciente puede si su salud le permite ir por momentos a su casa y compartir con su familia, conservando su cupo en la unidad de hospitalización
En todo momento Clínica Familia estará atento a sus necesidades.